La plataforma de mensajería está bloqueando a usuarios conectados a su red

WhatsApp la está haciendo la guerra a las aplicaciones “falsas” o no oficiales. El servicio de mensajería anunció que todos aquellos usuarios que se conecten a su servicio utilizando cualquier otra app que no sea la oficial recibirán una suspensión temporal de su cuenta.

GB WhatsApp y WhatsApp Plus son algunas de las incluidas dentro de la lista negra porque, según la compañía, violan las condiciones de servicio establecidas. Se trata de “versiones modificadas de WhatsApp”, creadas por desarrolladores que no trabajan para la empresa. GB permite utilizar dos cuentas de Whatsapp en simultáneo desde la misma aplicación, permite
agregar contraseña a cada chat y tiene habilitado el envío de archivos con un peso de hasta 50 megas. En tanto, la versión Plus tiene funcionalidades que adaptan el color de la interfaz a gusto del consumidores, envía archivos de gran tamaño, descarga fotos en su calidad original y puedo ocultar la foto de perfil.

“Si recibiste un mensaje dentro de la aplicación notificando que tu cuenta se encuentra suspendida temporalmente significa que probablemente estás usando una versión de WhatsApp no autorizada en lugar de la aplicación oficial de WhatsApp. Si es así, debes descargar la aplicación oficial para continuar usando WhatsApp”, explica un comunicado publicado en su sitio web. Y agrega: “WhatsApp no avala el uso de estas aplicaciones de terceros debido a que no es posible validar sus prácticas de seguridad”.

Si su cuenta fue suspendida es recomendable que realice una copia de seguridad de su historia de chats, elimine la aplicación no oficial y descargue la original para comenzar el proceso de habilitación.

¿Qué son las “aplicaciones falsas”?

La apps “falsas” o no oficiales son todas aquellas que ofrecen un servicio que ya existe como Whatsapp, Google Maps o Twitter, pero son creadas por desarrolladores independientes, externos a la empresa que usan el mismo código que las versiones oficiales. Suelen usarse para agregar funcionalidades que no están incluidas en las versiones originales.

Se hicieron muy populares hace algunos años cuando Apple creó su App Store. Muchas aplicaciones crearon su primera versión para iPhone y no estaba habilitadas para dispositivos que ya existían como Nokia o BlackBerry. Esto quiere decir que, por ejemplo, Twitter tenía una app ocial para iPhone, pero no para Blackberry y algún desarrollador creaba su propia versión de la app para volverla compatible con estos dispositivos.

Cuando comenzaron a aparecer, las grandes compañías iniciaron un proceso de regulación y eliminaron muchas, aunque todavía se pueden encontrar, más que nada en Android que tiene normas más flexibles para ingresar una aplicación a su catálogo.

Referente:https://www.larepublica.co/internet-economy/whatsapp-le-suspendera-la-cuenta-si-usa-alguna-de-estas-aplicaciones-2838602

Share This